Browsed by
Mes: agosto 2016

Gold Cup World Amateur Go Tournament

Gold Cup World Amateur Go Tournament

La International Go Federation y la Chinese Weiqi Association, en conjunto con el servidor Tygem y varias organizaciones chinas, organizaron el Gold Cup World Amateur Go Tournament, cuyo propósito, según su declaración, es tener un torneo anual del más alto nivel de go amateur.

El torneo es en septiembre, en China, y los 20 jugadores clasificados (10 de China, 6 de Corea, 4 del mundo), tienen todos los gastos cubiertos para viajar a jugar, a sistema suizo de siete rondas.

Las preliminares para el torneo, que eligirán a los 20 clasificados, se están jugando esta semana por Tygem, en un formato eliminatorio a seis rondas. Del grupo del mundo, del cual deben quedar 4 jugadores, se anotaron más de 100, entre los que me incluyo.

Mi humilde intento en el torneo me llevó hasta la cuarta ronda, en la que perdí hoy, después de avanzar por las primeras dos por walk-over (algo muy común en torneos online), y de ganar la tercera con cierta facilidad contra un jugador de nivel kyu.

Finalmente, en la cuarta ronda, me tocó contra un 9d japonés. De más está decir que la amplísima mayoría de los que llegan a la cuarta, quinta, y sexta ronda tienen esa categoría. Mi principal objetivo para el torneo era justamente jugar contra un 9d, y aprender algo del encuentro, así que puedo decir que lo cumplí.

Si bien mi oponente era claramente mucho más fuerte que yo, mis errores no fueron tan burdos como pudieron haberlo sido, y en la revisión creo que hasta logré encontrar un error de mi oponente. Además, aprendí bastante de un joseki (la pinza del rincón inferior derecho), y de una forma clásica de ataque (el shoulder hit y empuje sobre las dos piedras del sector inferior izquierdo).

Fue un buen entrenamiento para los dos torneos del Congreso Argentino de Go, que jugaré este fin de semana. Acá abajo, el partido comentado.

Dongjak Go Academy

Dongjak Go Academy

Mis últimos dos días enteros en Seúl (descontando el mismo día de mi partida, en el que tuve tiempo de hacer algunas cosas, como ir a uno de los famosos baños públicos coreanos) quise pasarlos en una escuela de go coreana, y mi amiga Lee Youngshin 5p me contactó con la Dongjak Go Academy, una escuela de una amiga de ella.

Hasta el momento yo había tenido una sola experiencia en una escuela de go asiática, cuando estuve algunas semanas en el Hon Dojo en Tokio, uno de los dojos más importantes de Japón, en 2013. Esa experiencia no había sido muy buena. El clima de estudio era muy opresivo, y los estudiantes la pasaban bastante mal, sufriendo la exigencia de los maestros que en muchos casos se convertía en maltrato.

El panorama en Dongjak fue completamente diferente. Es evidente que la escuela no se dedica exclusivamente a la formación de profesionales, porque además del grupo avanzado, había jugadores de variados niveles, incluyendo varios amateurs adultos a los que les jugué partidos parejos sin ningún problema.

Por supuesto, además de los niños amateurs, también estaban los niños que pasaban la mayor parte de sus horas allí, pero todos eran muy simpáticos y parecían contentos de estar en ese lugar.

image
image
image
image

Todos los estudiantes se tomaban sus partidas muy en serio y hacían sus tareas diligentemente, cosa que parecía convivir sin problemas con un clima agradable.

Tanto con los niños como con los amateur adultos, la metodología era la misma: me emparejaban con alguien, jugábamos la partida (con o sin reloj) y al terminar casi siempre se acercaba un profesional y la revisábamos. A continuación, otra partida con el mismo oponente o con alguien más. En una sola tarde podía jugar cuatro o cinco partidas en esta modalidad.

Los horarios de la escuela eran de 09:00 a 13:00, una hora de almuerzo, 14:00 a 18:00, una hora de cena, y 19:00 a 21:00. En los dos días que fui, llegué al mediodía y me quedé hasta que cerró el lugar.

image
Grupo de amateurs adultos. Youngshin (derecha) los ayuda a revisar una de sus partidas.
image
Estudiantes avanzados.
image
El salón de nivel avanzado, que se encontraba cruzando la calle.

Respecto a mis partidas, en la amplia mayoría de los casos gané y perdí una partida con cada oponente que me enfrenté, con excepción de mi último oponente, un niño que me ganó dos partidas seguidas. Adjunto una partida interesante que jugué contra un amateur (no pude saber el nombre), en la cual partiendo de la pinza alta de dos puntos en la esquina inferior derecha se dio una combinación de escaleras interesante que, a partir de un error de mi oponente, generó una ventaja insuperable para mí a poco de empezado el juego.