Browsed by
Autor: Luciano Salerno

Pandanet Go Latin American Team Championship – 2° Ronda (México)

Pandanet Go Latin American Team Championship – 2° Ronda (México)

Desde el mes de Noviembre, Pandanet auspicia el Pandanet Go Latin American Team Championship, una liga por equipos representantes de países de Latinoamérica, realizada al estilo de la European Team Champs o la AGA City League. El torneo se realiza casi por completo por Pandanet, exceptuando la final que, jugada por los dos equipos con mayor puntaje al final de la liga, es presencial durante el próximo Torneo Iberoamericano, auspiciados los pasajes y los gastos de los jugadores por Pandanet.  Es una iniciativa muy buena para la región, que nos pone un poco más en contacto entre los países y suma una nueva instancia de competencia para la región.

Fui elegido capitán del equipo argentino por la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Go, y mediante una clasificación por medio de los resultados del Torneo Argentino 2015 y de un torneo clasificatorio ad hoc, armé un equipo de ocho jugadores, incluyéndome, que promete mucho. En cada fecha, tengo que elegir a tres jugadores de nuestro equipo para enfrentarse al equipo oponente.

La primera fecha no fue particularmente difícil, y pudimos ganarla 3-0 contra Perú.

Ayer, sin embargo, tuvimos el match con uno de los oponentes más duros del torneo, México. Armé el equipo con lo mejor que tenemos: Fernando Aguilar 7 dan en el primer tablero, Santiago Tabares 3 dan en el segundo, y quien escribe en el tercero. Esta última decisión me costó tomarla, pero creo que fue acertada. México, por su parte, presentó también a sus tres jugadores más fuertes: Abraham Florencia 5 dan, Emil García 5 dan, y Vladimiro González 4 dan. Fernando había perdido con Abraham hacía poco tiempo, y Santiago había jugado una sola vez contra Emil, en un clasificatorio por la Copa Samsung en 2014, y también había perdido. Yo nunca había jugado con Vladimiro.

No sabía muy bien qué esperar de Vladimiro, aunque Santiago me había dicho que él le había ganado en varias ocasiones. Tuve problemas para entrar mentalmente en la partida en un principio, y usé gran parte de mi tiempo en llegar a la concentración necesaria, pero después de eso fue todo relativamente fluido. Vladimiro jugó varios overplay seguidos y, fallando en la lectura, perdió dos grupos antes de las primeras cien jugadas. La decisión difícil de elegirme a mí mismo como jugador, entonces, rindió su fruto.


Estaba contento por haber ganado mi partida, pero la alegría se disipó pronto cuando vi los resultados de mis compañeros. Fernando perdió contra Abraham por 9,5 puntos, en un partido en el que, según Fernando, Abraham jugó muy bien. Santiago, por su parte, aunque había empezado bien, cometió un error de lectura en byo yomi y terminó perdiendo por 4,5 puntos contra Emil.

Así que, finalmente, perdimos el match 1-2. Es un golpe duro, porque ahora no tenemos margen de error si queremos llegar a la final, y todavía quedan muchos oponentes difíciles. Oponentes difíciles, sí, como nosotros.

Torneo Argentino de Go – Rondas 5 a 8

Torneo Argentino de Go – Rondas 5 a 8

Durante las últimas rondas del Torneo Argentino dejé de escribir en el blog porque tuve algunos problemas técnicos (varios aún no resueltos) sobre el posteo de partidas, y porque no me hice el tiempo de escribir. Fueron semanas agitadas, y el torneo sumado a la vida complicó un poco las cosas.

Para adelantarme al final de la historia: finalmente quedé tercer puesto del torneo, lo que me llevó a terminar también en tercer puesto del ranking argentino (our very own ATP). No sé si terminé aprendiendo mucho del torneo, pero básicamente hubo dos hechos importantes: 1. que no pude cumplir mi objetivo, que era ganarle a Tabares (ver ronda 4); 2. que jugué una partida de torneo contra Fernando Aguilar por primera vez. Había jugado otras veces con él, pero nunca en torneo.

Las partidas de las rondas 5 y 6 (contra Aníbal Gómez de la Fuente y Fernando Rivero, respectivamente), fueron desparejas. La de Aníbal no tuvo nada demasiado interesante, él se equivocó burdamente en el fuseki Kobayashi, y a partir de entonces intentó jugar overplays reiteradas veces para suplir el error. En menos de cien jugadas la partida estaba terminada.

Respecto a la 6ta ronda, Fernando Rivero dio un partido más difícil. Transformó un enorme moyo central en un territorio muy grande, que terminaba definiendo el partido a mi favor por lo que calculé eran menos de cinco puntos cuando, casi al final del yose, se descuidó y no vio un tesuji que reducía ese territorio más de un tercio. Terminé ganando por abandono.

La partida contra Aguilar, en la semifinal del torneo, fue la más interesante de las que jugé en el TAG. Durante buena parte de la misma, sentí que lo tuve “a tiro”, algo que me sorprendió gratamente (aunque según Gabriel Benmergui, con quien la revisé más tarde, estaba lejos de eso). Logré mantener un grupo suyo bajo ataque lo suficiente como para construir un buen territorio en el sector superior derecho, pero al final un mal aji que tenía pendiente en la esquina inferior derecha fue activado, y terminé perdiendo por abandono. La moraleja, sin embargo, fue que se puede aspirar a ganarle en el futuro.

Por último jugué la partida del tercer puesto, que como debe ser en una partida de esas características, no me entusiasmó demasiado. Nuevamente se trató de explotar un terrible aji que mi oponente, Francisco d’Albuquerque, había descuidado en el rincón superior derecho del tablero. Cuando lo hice, respondió mal y se vio forzado a abandonar.

En general, puedo decir que este año el TAG me dio la satisfacción de llegar al podio, pero a la vez la frustración de no llegar al objetivo planteado. El próximo año, veremos.

Torneo Argentino de Go – 4° Ronda

Torneo Argentino de Go – 4° Ronda

La 4° ronda me enfrentó al oponente más difícil (fuera de Aguilar) de todos los torneos nacionales de los últimos años, y con el que quería tener una revancha del congreso argentino: Santiago Tabares.

No estaba en mi mejor estado mental (un poco de ansiedad y desconcentración que venía teniendo en esos días), y a pesar de que en las primeras quince o veinte jugadas saqué una ventaja, poco después empecé a pensar que estaba jugando mal y a desmoralizarme. En realidad, mirando la partida días después junto a Pavol, vi que estaba jugando bien, y mi sensación de tirar la partida era errónea.

La losing move fue la jugada 62. Fue la primera mala jugada que hice, pero de un nivel tan bajo que arruinó todo. La jugué muy rápido y con un nivel de desconcentración muy bajo, que puede arruinar cualquier partida. Como me dijo una vez Mateusz Surma: “siendo amateurs, cualquier cosa puede pasar” (refiriéndose a que era imposible prever un resultado más allá de qué tan bien pintara un partido).

Moraleja: la psicología se está convirtiendo en mi mayor obstáculo. Le tengo que encontrar la vuelta para tener mejores resultados.

Nuevamente, estoy seguro, el go dará revancha, y posiblemente sea en este mismo torneo.

Torneo Argentino de Go – 3° Ronda

Torneo Argentino de Go – 3° Ronda

La tercera ronda del Torneo Argentino fue la primera desafiante, después de haber ganado las primeras dos con cierta facilidad. Mi oponente fue Sung Chin Moon, un coreano residente en Argentina que juega con un estilo muy agresivo, con un componente importante de overplay, y apuesta todo a las grandes peleas.

Había ganado una vez contra Sung una partida durísima, y había perdido una o dos veces más. Aunque siempre había sido en partidos informales, había comprobado que era un oponente duro, así que no sabía si iba a ganar o perder. Durante el día que jugamos estuve un poco nervioso, pero logré mentalizarme bien para jugar tranquilo y ganar sin tanta dificultad.

Torneo Argentino de Go – 2° Ronda

Torneo Argentino de Go – 2° Ronda

La segunda ronda me tocó contra Pablo Vena, un oponente de nivel kyu. Fue un partido con sus cuotas de interés, pero no estuve en ningún momento bajo presión. No obstante eso, me descuidé al final, cosa que no debería dejar que suceda en ningún partido.

Estoy teniendo algunos problemas para “embedear” mis paritdas, GoKifu no anda bien y no estoy encontrando una alternativa que funcione bien en Tumblr (al menos no con mis precarios conocimientos web). Así que esta vez, y posiblemente las próximas, la partida comentada va en forma de link: http://eidogo.com/#25IU6l3b7

Torneo Argentino de Go – 1° Ronda

Torneo Argentino de Go – 1° Ronda

Hoy jugué la primera ronda del TA 2016, contra Agustín Gutiérrez (4kyu), el programador del sistema de ranking que la AAGo va a estrenar en breve.

Fue un partido corto, pero tuvo sus cosas interesantes.

11° Congreso Argentino de Go

11° Congreso Argentino de Go

Hace tres semanas tuvo lugar en la sede de la Asociación Argentina de Go, en Buenos Aires, el 11° Congreso Argentino de Go. Fue un congreso sencillo en comparación con otros años, que se centró en los torneos por sobre otras cosas.

Por mi parte, fui con la intención de hacer un buen papel en mis partidos en general, y en particular de ganarle a Santiago Tabares en el torneo Franklin Bassarsky.

El primer torneo del evento fue el 2° Torneo Interclubes por Equipos, cuya primera edición a principios de este año gané junto a mi equipo “Sede Central 1″. En esta edición presentamos el mismo equipo con un reemplazo para el segundo tablero, que fue Haroldo Brown (3 kyu), en lugar de Martín Aimar (2 kyu). El tercer tablero lo ocupó Pablo Vena (5 kyu), y el primer tablero, como la vez anterior, me correspondió a mí.

El equipo ganó el torneo, y yo pude ganar mis primeras tres partidas, contra oponentes de un nivel interesante que ofrecieron buenos desafíos. En primer lugar jugué contra Diego Monroy (1d), que estaba en mal estado por no jugar hace tiempo, y al que le pude ganar sin tanta dificultad. En la segunda ronda me tocó contra Fernando Rivero (1d), un nuevo primer dan con el que nunca había jugado que mostró buen nivel pero falta de experiencia. En la tercera ronda mi oponente fue Santiago Laplagne (2d), contra quien jugué con descuido y, de no haber sido porque leyó peor que yo una secuencia de pelea, me habría ganado.

La última ronda me tocó con Santiago Tabares, con quien quería medirme después de estar 3-2 a mi favor en el jubango que estamos jugando durante el año. Cometí dos errores consecutivos: uno de joseki (a pesar de saberlo, omití una jugada por descuido), y otro de dirección. Pasé el resto de la partida intentando recuperarme de esos errores, pero no hubo manera.

Ganamos el torneo 3-0, 3-0, 3-0, 2-1 por culpa de esta última partida.

El 4° Torneo Franklin Bassarsky no fue particularmente interesante. Con un número de jugadores que sobrepasó ligeramente la cantidad ideal para hacer una sola categoría en sistema suizo a cuatro rondas, terminó en un empate por el primer puesto, y en una serie de emparejamientos en ocasiones muy dispares.

La única partida importante para mí fue la de cuarta ronda, donde me tocó la revancha contra Santiago Tabares. Cometí un error de joseki y perdí una jugada completa ni bien iniciado el partido, aunque poco después me pude recuperar y llevar las cosas a una pelea un tanto extrema sobre el final del medio juego, gracias a un overplay de Santiago. Finalmente, completamente extenuados ambos, leí mal una secuencia sencilla y perdí por abandono. Adjunto el registro incompleto de la partida abajo.

Si bien como equipo fui campeón en un torneo y, luego del empate por el primer puesto, segundo puesto en el otro, el Congreso terminó con un gusto amargo por haber perdido dos veces contra el jugador que considero el hito actual de mi carrera de go. El torneo argentino, que empieza esta semana, sin duda dará revancha.

Gold Cup World Amateur Go Tournament

Gold Cup World Amateur Go Tournament

La International Go Federation y la Chinese Weiqi Association, en conjunto con el servidor Tygem y varias organizaciones chinas, organizaron el Gold Cup World Amateur Go Tournament, cuyo propósito, según su declaración, es tener un torneo anual del más alto nivel de go amateur.

El torneo es en septiembre, en China, y los 20 jugadores clasificados (10 de China, 6 de Corea, 4 del mundo), tienen todos los gastos cubiertos para viajar a jugar, a sistema suizo de siete rondas.

Las preliminares para el torneo, que eligirán a los 20 clasificados, se están jugando esta semana por Tygem, en un formato eliminatorio a seis rondas. Del grupo del mundo, del cual deben quedar 4 jugadores, se anotaron más de 100, entre los que me incluyo.

Mi humilde intento en el torneo me llevó hasta la cuarta ronda, en la que perdí hoy, después de avanzar por las primeras dos por walk-over (algo muy común en torneos online), y de ganar la tercera con cierta facilidad contra un jugador de nivel kyu.

Finalmente, en la cuarta ronda, me tocó contra un 9d japonés. De más está decir que la amplísima mayoría de los que llegan a la cuarta, quinta, y sexta ronda tienen esa categoría. Mi principal objetivo para el torneo era justamente jugar contra un 9d, y aprender algo del encuentro, así que puedo decir que lo cumplí.

Si bien mi oponente era claramente mucho más fuerte que yo, mis errores no fueron tan burdos como pudieron haberlo sido, y en la revisión creo que hasta logré encontrar un error de mi oponente. Además, aprendí bastante de un joseki (la pinza del rincón inferior derecho), y de una forma clásica de ataque (el shoulder hit y empuje sobre las dos piedras del sector inferior izquierdo).

Fue un buen entrenamiento para los dos torneos del Congreso Argentino de Go, que jugaré este fin de semana. Acá abajo, el partido comentado.

Dongjak Go Academy

Dongjak Go Academy

Mis últimos dos días enteros en Seúl (descontando el mismo día de mi partida, en el que tuve tiempo de hacer algunas cosas, como ir a uno de los famosos baños públicos coreanos) quise pasarlos en una escuela de go coreana, y mi amiga Lee Youngshin 5p me contactó con la Dongjak Go Academy, una escuela de una amiga de ella.

Hasta el momento yo había tenido una sola experiencia en una escuela de go asiática, cuando estuve algunas semanas en el Hon Dojo en Tokio, uno de los dojos más importantes de Japón, en 2013. Esa experiencia no había sido muy buena. El clima de estudio era muy opresivo, y los estudiantes la pasaban bastante mal, sufriendo la exigencia de los maestros que en muchos casos se convertía en maltrato.

El panorama en Dongjak fue completamente diferente. Es evidente que la escuela no se dedica exclusivamente a la formación de profesionales, porque además del grupo avanzado, había jugadores de variados niveles, incluyendo varios amateurs adultos a los que les jugué partidos parejos sin ningún problema.

Por supuesto, además de los niños amateurs, también estaban los niños que pasaban la mayor parte de sus horas allí, pero todos eran muy simpáticos y parecían contentos de estar en ese lugar.

image
image
image
image

Todos los estudiantes se tomaban sus partidas muy en serio y hacían sus tareas diligentemente, cosa que parecía convivir sin problemas con un clima agradable.

Tanto con los niños como con los amateur adultos, la metodología era la misma: me emparejaban con alguien, jugábamos la partida (con o sin reloj) y al terminar casi siempre se acercaba un profesional y la revisábamos. A continuación, otra partida con el mismo oponente o con alguien más. En una sola tarde podía jugar cuatro o cinco partidas en esta modalidad.

Los horarios de la escuela eran de 09:00 a 13:00, una hora de almuerzo, 14:00 a 18:00, una hora de cena, y 19:00 a 21:00. En los dos días que fui, llegué al mediodía y me quedé hasta que cerró el lugar.

image
Grupo de amateurs adultos. Youngshin (derecha) los ayuda a revisar una de sus partidas.
image
Estudiantes avanzados.
image
El salón de nivel avanzado, que se encontraba cruzando la calle.

Respecto a mis partidas, en la amplia mayoría de los casos gané y perdí una partida con cada oponente que me enfrenté, con excepción de mi último oponente, un niño que me ganó dos partidas seguidas. Adjunto una partida interesante que jugué contra un amateur (no pude saber el nombre), en la cual partiendo de la pinza alta de dos puntos en la esquina inferior derecha se dio una combinación de escaleras interesante que, a partir de un error de mi oponente, generó una ventaja insuperable para mí a poco de empezado el juego.

Estreno de blog + Copa Samsung 2016

Estreno de blog + Copa Samsung 2016

Esta semana decidí empezar un blog en el que pueda relatar mis aventuras como jugador de go. Tuve varias motivaciones para hacerlo. La principal fue conocer a Mateusz Surma 1p, de Polonia, y después de conocerlo a él conocer su blog, que leí completo en esperas de aeropuerto. La segunda motivación fue que estuve en Seúl para participar del torneo preliminar de la Copa Samsung, y siendo mi segunda vez en Corea y mi tercera vez en Asia, siempre por torneos de go, me pareció que había bastantes cosas que podría haber escrito o registrado de una manera más o menos pública que a otros podría haberles resultado interesantes (y a mí en el futuro). DISCLAIMER: luego de este post, importé artículos escritos en el pasado en otros blogs o páginas, o escribí algunos nuevos, sobre hechos previos al inicio del blog, para tener una cobertura más completa de mis torneos y eventos más importantes. Por eso este no figura como el primer post del blog, aunque en realidad sí lo sea. 

Por eso aquí estamos. El plan es compartir algunas partidas, experiencias de estudio y torneos en los que participe. Hasta ahora, participé en más de veinte torneos nacionales y siete torneos internacionales (tres torneos pequeños en Chile, el Torneo Iberoamericano en Ecuador en 2014, el Mundial Amateur en Japón en 2013, el Mundial Estudiantil de Parejas en Japón en 2015, y la Copa Samsung en 2016), y espero seguir participando en muchos más.

El domingo a la noche llegué a Buenos Aires después de pasar una semana en Seúl. Clasifiqué de rebote para representar a Latinoamérica en la Copa Samsung (había salido segundo en la clasificación, pero Emil García de México, que había sido el primer clasificado, canceló su viaje) y si bien en un principio había puesto en duda mi participación, un mes antes del torneo decidí ir.

image
Sala de juego, zona World Division.

Esta vez todos los costos del viaje fueron cubiertos, en un 50% por Samsung y en otro 50% por spónsors coreanos en Argentina (que, como lo hicieron a título personal, no tienen intención de hacer su aporte público). Eso, obviamente, aligeró la carga de la participación, no obstante lo cual sentí la presión de representar a todo el continente en un torneo de tanto nivel.

La Copa Samsung (World Masters Baduk 2016 Fire & Marine Insurance) es un torneo profesional que se realiza desde 1996 en Seúl. Desde hace tres años invita en su World Division a jugadores de todo el mundo, aunque sean amateurs, en una proporción de cuatro europeos, tres norteamericanos, un latinoamericano, un africano y tres del sudeste asiático. En las preliminares de la copa, estos doce jugadores se enfrentan entre sí en un torneo eliminatorio hasta que queda un campeón, que participa de la Copa Samsung oficial como uno de sus 32 jugadores. Además de la división mundial, las preliminares cuentan con una división de mujeres profesionales, mayores de cincuenta profesionales, etc., por lo que los 32 participantes del torneo oficial son un varieté que dan buena cuenta del panorama del go mundial.

image
Sala de juego, zona Corea.

Este año, la división mundial fue algo impresionante de presenciar, ya que participaron algunos de los profesionales de los nuevos sistemas de juego profesional de Europa y Estados Unidos. Concretamente estaban Eric Lui (EEUU, 1p), Pavol Lisy (Eslovaquia, 1p), Mateusz Surma (Polonia, 1p) y Ali Jabarin (Israel, 1p), de los cuales los últimos tres llegaron a las semifinales, junto con Cornel Burzo (Rumania, 6d). Lo impresionante del asunto fue presenciar que estos profesionales son efectivamente profesionales, y su estatus no se basa en un título inventado por la EGF. Viven del go y su calendario anual se basa en torneos y entrenamientos, uno tras otro. En una conversación con Mateusz, que resultó una persona muy simpática, me contó que directamente después de la Samsung iba para San Petesburgo al campeonato europeo, después a Varsovia al campeonato polaco, y después a China a entrenar durante unos meses. En la primera mitad del año había salido segundo en el campeonato profesional europeo, participado en la ING Cup en Shangai, y estudiado en China por dos meses, entre otras cosas. Todo el año están viajando, haciendo escalas horribles en aeropuertos (en este caso, a Mateusz le esperaba una escala de quince horas en Siberia), sufriendo el jetlag y con la necesidad de que les vaya bien en el juego, porque es su trabajo. En un contexto en el cual no hay antecedentes para lo que están haciendo (son los primeros profesionales europeos), no ganan mucho dinero, y no saben cuáles son sus expectativas profesionales de acá a veinte o treinta años. Es una empresa pionera y heroica que se ganó mi admiración.

image
Final de la World Division: Ali Jabarin 1p vs Pavol Lisy 1p.

El torneo fue ganado por Ali Jabarin en una final no demasiado interesante contra su amigo Pavol Lisy (que venía de una partida extremadamente intensa que había dado vuelta en el yose contra Mateusz el día anterior), así que en septiembre Ali vuelve a Seúl para jugar el torneo principal, por lo que nos invitó la cena a los que nos quedamos al final del último día.

Respecto a mi partida, contra Manuel Velasco (Canadá, 6d) no puedo decir que fue interesante. Había entrenado bastante y fui con la decisión de realmente hacerle partido a mi oponente, aún sabiendo que era objetivamente más fuerte que yo y que estaba estudiando en Corea desde hacía más de un año, rodeado constantemente de profesionales. Pero la verdad es que, si bien en el momento no sentí que estuviera siendo suave, viendo el kifu desde el presente está claro que no ofrecí mayor resistencia. Posiblemente estaba cansado (había llegado el día anterior a Seúl), pero también es posible que inconscientemente haya visto la diferencia de fuerza recién empezada la partida y a partir de ahí me haya desmotivado. No estoy seguro, porque nada de esto sentí en el momento.

Efectivamente se cumplió el miedo a “ir para jugar una sola partida”, pero más allá de esa partida, la experiencia del torneo renovó mi energía y motivación en el go, a la luz de los profesionales que en cada partida se juegan su carrera.

image
Gangnam Style.